Perfil Hepático

Recuerde que este artículo es una breve guía del funcionamiento del órgano

y la utilidad de ciertos estudios, solo el profesional Médico es el indicado

para emitir un diagnóstico en base a resultados de laboratorio

La elevación de las enzimas hepáticas puede reflejar daño hepático o alteración del flujo biliar. 
Puede ocurrir en un paciente con signos o síntomas compatibles con enfermedad hepática o puede presentarse aisladamente, como un hallazgo inesperado, durante un estudio de laboratorio de rutina. 
Las enfermedades hepáticas a menudo se traducen en elevación de las enzimas, con niveles que exceden en dos desviaciones estándar los valores normales ya que su descenso, con excepción de la albúmina, no tiene significado clínico....
ver perfil hepático aquí


El Hígado 
Es el órgano principal en el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas. 
Además, sintetiza y secreta bilis, lipoproteínas y proteínas plasmáticas, entre ellas factores de coagulación. 


Con la excepción de la mayoría de los lípidos, los productos que se absorben de los alimentos pasan directamente desde el intestino al hígado por el sistema portal. 
Microscópicamente, la unidad funcional primaria del hígado es el ácino, territorio abastecido por cada rama terminal de la arteria hepática y de la vena porta. 
El ácino hepático se divide en 3 zonas según el aporte sanguíneo; la zona 3 es la que tiene menor perfusión y la que alberga el mayor número de mitocondrias. 

Contáctenos

¡Bien! Mensaje recibido

 

Pruebas de función hepática 
Se aplica a una variedad de pruebas de sangre para averiguar el estado general del hígado y del sistema biliar. 
Además de las pruebas hepáticas usuales que se obtienen a través de los paneles automatizados de bioquímicas serológicas rutinarios, se pueden precisar pruebas hepáticas más específicas, como las pruebas de serología viral o las pruebas autoinmunes que, cuando son positivas, pueden determinar la causa específica de una enfermedad hepática.
Ver Perfil Hepático aquí 


Las pruebas hepáticas pueden dividirse en dos tipos: 

  • 1º) Las que dan valores reales de la función hepática, como seroalbúmina o tiempo de protombina; 

  • 2º) Aquellos marcadores de la enfermedad hepática o del sistema biliar, como las diferentes enzimas hepáticas,

Por último, hay pruebas de sangre específicas que permiten un diagnóstico preciso para la hepatitis A, B, C y D.

 

8